Buscar

Irse en floro

Blog de RLescanoMéndez

Categoría

Revistas

El señor de Sipán

Publicado originalmente en la revista Bocas (COL) de noviembre del 2017.

A 30 años del descubrimiento de uno de los grandes tesoros de América Latina.

 

24174309_10156429136953273_9061470692936646306_n
Publicación impresa de la revisa Bocas.

 

“Tuve la sensación de que alguien me estaba mirando desde dentro de la Tierra”, recuerda el arqueólogo peruano Walter Alva mientras observa una fotografía que muestra la primera pieza que fue encontrada hace treinta años en la tumba del Señor de Sipán. En la foto se observa una figura enterrada hasta la mitad: una orejera de oro de 92 milímetros de diámetro y, en el centro, el torso de un hombre que lleva un mazo en su brazo derecho, un collar que pareciera aludir a cabezas ajenas, una gran nariguera, una diadema semilunar sobre la cabeza y, sobre todo, unos ojos que miran fijamente. Por eso, todavía hoy, Walter Alva piensa que más que un hallazgo, ese momento fue “un encuentro mutuo”.

El hallazgo, ubicado en el valle de Lambayeque, en Chiclayo, en el norte del Perú, era un tesoro arqueológico de la cultura moche y de las civilizaciones antiguas de América. Además, era la primera tumba de un noble que se hallaba intacta en ese país: estandartes y tocados de cobre dorado, pectorales de cuentas de conchas, narigueras, orejeras, brazaletes, pulseras, diademas, sonajeras, bastones, escudos y campanas semilunares… Las piezas eran de oro acompañado de cobre, plata o turquesa y en el lugar también encontraron esqueletos de mujeres, niños, guerreros y animales.

Cuando Alva habla sobre arqueología, cuenta historias de sociedades que parecen seguir vivas. En efecto, se podría decir que él salvó a la cultura moche. No lo hizo en el año 600 d. C., cuando los cambios climatológicos hicieron sucumbir a la sociedad de entonces –muchas hipótesis apuntan a que fue una versión del fenómeno de El Niño–, pero sí en 1987, cuando, junto con Luis Chero Zurita y Susana Meneses, evitó que los saqueadores hicieran desaparecer en el mercado negro todo lo que había en ese lugar. “Machu Picchu es lo que es por sí misma. Sipán es lo que es por Walter Alva”, dijeron una vez para presentarlo en un programa de televisión. (Seguir leyendo en la revista Bocas…)

Anuncios

Hernán Casciari: “Hay que ser niños ante el Word y adultos frente al Excel”

Uno de los mejores narradores del momento explica por qué es necesario recordar las preguntas básicas de la infancia para madurar y crear medios nobles.

852ca5f015abfaaf1915990661637331
Foto: Stefany Aquise / LaMula.pe

“En mil cuatrocientas palabras libres los mandé a cagar”. Con esas palabras, en el año 2011, el escritor argentino Hernán Casciari se ganó uno de los primeros aplausos masivos que se le harían cada vez más comunes con el paso del tiempo. Se refería, en ese entonces, a la decisión que tomó en 2010 de renunciar a las cuatro grandes editoriales que publicaban sus libros (y, según ha contado, le robaban) y a los dos periódicos en los que contaba con una columna (y cada vez menos palabras). Su hartazgo lo convirtió en Orsai, una revista sin intermediarios entre los creadores, los autores y los lectores, sin publicidad y, a la vez, con la mayor calidad narrativa y artística. El objetivo: demostrar que la famosa crisis de la industria no es económica, sino moral. Hoy, después de seis años, siete libros y dieciséis números de la revista, su historia es más que conocida y si sufre un infarto, es noticia.

Usar las palabras, ser libre y mandar a cagar al resto, es lo que hace Casciari. Y lo hace con una sencillez y eficacia solo comparable con los relatos para niños y las confesiones sinceras. (Seguir leyendo en LaMula.pe) 

eustache
Como editor: revista Poder (marzo, 2017).
Información sobre el contenido aquí.

tang

Como editor: revista Poder (diciembre, 2016).
Información sobre el contenido aquí.

 

aguabrava

Como editor: revista Poder (septiembre, 2016).
Información sobre el contenido aquí.

elconcertador

Como editor: revista Poder (junio, 2016).
Información sobre el contenido aquí.

Joseph Zárate: “Había mucha información sobre Máxima Acuña, pero hacía falta corroborar quién era”

El periodista peruano que acaba de ganar el Premio Ortega y Gasset 2016 con un perfil sobre la defensora de las lagunas de Conga, explica por qué era necesario, en vez de posicionarse a favor o en contra de ella, conocerla en profundidad. “La información está ahí, pero muchas veces no nos interesa”, dice.

a4828cbe-8583-404d-aa49-c57b1378bbbe
Foto: Adrián Potugal / LaMula.pe

El perfil sobre Máxima Acuña que esta semana ganó el Premio Ortega y Gassetque entrega cada año el diario El País a los mejores trabajos periodísticos escritos en español, fue catalogado por el jurado como “una historia local que se hace universal”. Pero la primera versión que entregó Joseph Zárate (29) a los editores de la revista Etiqueta Verde tuvo un veredicto distinto: “No vuelvas a hacerte esto. Es una mierda”, recuerda Zárate que le dijeron.

‘La Dama de la Laguna Azul versus la Laguna Negra’, cuenta la historia de Máxima Acuña, la campesina que habita frente al lago que el Gobierno y la empresa minera Yanacocha quieren convertir en depósito de desechos tóxicos. Detrás del texto hubo tres meses de trabajo, dos semanas de convivencia y ocho versiones del texto. “Si digo que esto es gracias a un trabajo en equipo puede que suene a lugar común, pero me refiero a un diálogo constante”, explica Zárate. “Hoy no hay editores con todas sus letras. Hay los que te tocan las comas, pero no los que te discuten la idea y el sentido de un texto”. (Seguir leyendo…)

Andrés Hoyos: “Hay que arrancar las primeras páginas de los periódicos”

El creador de la revista cultural El Malpensante conversó con LaMula.pe de sus múltiples facetas detrás de las letras a raíz de su visita a Lima como invitado de la Bienal Mario Vargas Llosa.

6ab1a1f6440e1c0ffb3bc82cb1c6615a
Foto: Andrea Jibaja / LaMula.pe

Es escritor, periodista, editor, polemista, pero Andrés Hoyos es conocido sobre todo como el fundador de El Malpensante, la revista colombiana creada en 1996 que hoy es un referente de las publicaciones culturales de Latinoamérica.

El número de marzo de este año, por ejemplo, cuenta con las memorias de un borracho del Eje Cafetero de Colombia, un retrato de los últimos días del escritor Stefan Sweig, los recuerdos de una mujer que se dedicó por más de cuarenta años escribir guiones para telenovelas, un anecdotario fotográfico del cine colombiano, un análisis de la peor película presentada en los Cannes, una crónica sobre la destacada velocidad de los atletas jamaiquinos, fragmentos autobiográficos sobre la gordura… Y así, cada número trae una “amplia variedad de lecturas paradójicas”, como describen sus propios creadores sus selecciones, “una marca de placer literario; una ventana para acceder a miradas particulares y profundas de la cultura; una firma editorial innovadora, una garantía de calidad y credibilidad”.

Hoyos estuvo en Lima como invitado de la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa. (Seguir leyendo en LaMula.pe)

 

barnechea

Como editor: revista Poder (marzo, 2016).
Más información aquí. 

Las nuevas preguntas de la memoria

Publicado en la revista Poder / Febrero 2016

A falta de políticas concretas por parte del Estado para saldar las deudas morales y legales con el pasado, los productos culturales han cobrado una vital importancia para mantener en tensión un campo cada vez más lleno de interrogantes. Un recorrido por los casos más mediáticos de los últimos meses.

12672027_10154122423778273_2867601946161846785_o Seguir leyendo “Las nuevas preguntas de la memoria”

guzman

Como editor: revista Poder (febrero, 2016).
Información sobre el contenido aquí.

Jeremías Gamboa: la paz no da tregua

Publicado en EtcéteraMiraflores N°1

El escritor Jeremías Gamboa ha hecho de su narrativa un recorrido íntimo de Lima en el que el distrito de Miraflores es un terreno de luchas personales, sociales y literarias.

12594034_10154095783803273_8540172195094204080_o

«¿Por qué tengo que volver a publicar?», pregunta Jeremías Gamboa. «Si no sale algo bueno no lo publico y ya». Gamboa ya no tiene miedo a escribir. Después de la publicación de Contarlo Todo, su primera novela, en la que retrata el terror de la posibilidad de fracasar como escritor a través de su personaje Gabriel Lisboa, ha llegado a lo que él llama la «meseta»: un lugar, un momento, una situación, en la que hay vida más allá de una historia que contar. Tiene columnas que escribir, talleres que dictar y una hija que cuidar. Su meseta es un segundo piso abstraído del sonido del tráfico de la avenida Benavides. «Contarlo Todo me ha dado tranquilidad, me ha permitido tener una autonomía en un momento en el que además soy padre. Proveo, que es algo tan importante, sin dejar de vivir el asunto de la escritura». Gamboa agita siempre el pie de la pierna que cruza. «Eso ya es un sueño y lo estoy viviendo en Miraflores». Seguir leyendo “Jeremías Gamboa: la paz no da tregua”

Buensalvaje: leer para leer

Primeros dos números de Buensalvaje. Enrique Vila-Matas y Rubem Fonseca.
Primeros dos números de Buensalvaje. Enrique Vila-Matas y Rubem Fonseca.

La revista peruana Buensalvaje, con cuatro números ya, se atreve a llenar gratuitamente un vacío que nadie más, con mucha maquinaria empresarial detrás, se arriesgaba a subsanar.
¿Puede nacer una revista de literatura en una sociedad que se empecina en creer que no lee?
Esta era su segunda presentación. 

Perfil editorial. Dante Trujillo se iba a levantar temprano, escribir algo para la noche, almorzar, leer algo, dar una entrevista, se reuniría con su equipo un rato, iría a ver la presentación del escritor argentino Fabian Casas –con el que está fascinado desde que leyó su última obra, Los Lemming – y luego, así tan tranquilo y literario como sonaba todo, presentaría el segundo número de Buensalvaje, la primera revista masiva de literatura del Perú.

Minutos antes de la entrevista tuvo que llamar de emergencia al periodista.

– Oye, compadre, se me ha complicado todo, te voy a tener que cancelar, estoy hecho un loco y ni tú ni yo vamos a estar cómodos – dice con la voz agitada. Antes de que le respondan algo, cuelga.

A su presentación llegó apenas unos minutos antes, transpirando. Se perdió la presentación de Casas. No había escrito nada. Improvisó. Seguir leyendo “Buensalvaje: leer para leer”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑