Para muchos, el carro es el medio de transporte más lógico, pero también la causa de sus más profundas amarguras.

11b8312f-a91f-4849-954d-4aeab32576d1
Tomada de Miami Herald

Lo llamaremos Juan. Juan siempre se moviliza en carro. ¿En qué te vas a ir?, pregunta siempre que uno anuncia que se va a algún lado. La pregunta, en el fondo, es ¿cómo vas a ir si no tienes carro? Desde la cápsula aislante de su auto, para Juan, moverse en micro se ha convertido en un modo de transporte solo digno de los animales de carga. Tomar un taxi, una invitación a que algo malo (un robo, un secuestro, una violación) te suceda. Y respecto a los ciclistas, como algunos amigos suyos preferimos pedalear, hace un esfuerzo por tratar de entender cómo se tiene que relacionar con ellos en la pista, aunque no pueda ocultar la incomodidad que les causa. Desde la cápsula aislante de su auto, un carro es el medio de transporte más lógico. (Seguir leyendo en LaMula.pe…)

Anuncios