Buscar

Irse en floro

Blog de RLescanoMéndez

mes

julio 2014

La infancia es algo más que aquello que vemos en los niños

Publicado originalmente en gkillcity

El escritor argentino Rodrigo Fresán hace de su obsesión por la niñez una forma narrativa y una reflexión interminable sobre la madurez

Sin título ("We will slam them..."). Henry Darger (1892-1973), Chicago, Illinois. Acuarelas, lapiz, carboncillo y collage en piezas de papel, 24 x 106 1/2 in. Colección del American Folk Art Museum.
Sin título (“We will slam them…”). Henry Darger (1892-1973), Chicago, Illinois. Acuarelas, lapiz, carboncillo y collage en piezas de papel, 24 x 106 1/2 in. Colección del American Folk Art Museum.

Rodrigo Fresán ha sentido que su nueva novela, La parte Inventada, es la más personal que ha escrito y que requiere de su compañía. Después de más de diez años ha salido de gira para enfrentar su otra condición de escritor: la de las entrevistas, las presentaciones, las conferencias. Nada de eso le gusta mucho pero esta vez su editorial le hizo un pedido, sugerencia, más-te-vale-no-hacerte-el-loco de que tenía que salir de Barcelona, donde vive hace quince años.

Después de  regresar a Buenos Aires, donde nació en 1963, ha llegado a Lima, Perú, por primera vez, invitado al Festival de la Palabra. Seguir leyendo “La infancia es algo más que aquello que vemos en los niños”

Anuncios

La revelación cotidiana de los sueños

Publicado originalmente en Asia Sur #163

Como parte de la Bienal de Fotografía de Lima, Trinidad Carrillo presentó su muestra individual, Anacoluto, y su tercer libro, The Name From Mars. Su obra es el resultado de una frustración por no poder hacerse entender con las palabras. Por eso ha hecho de la fotografía y el canto sus principales herramientas para sentar pruebas irrefutables de una dimensión de la vida más cercana a los sueños.

Trinidad Carrillo (Foto: Eva Holmberg / Tomada de Facebook)
Trinidad Carrillo (Foto: Eva Holmberg / Tomada de Facebook)

Cuando Trinidad Carrillo toma una foto retrata una vida aparte de la humana.

A los trece años, en su colegio de Rinkeby, al norte de Estocolmo, Trinidad Carrillo vio una puerta. Ha olvidado cómo el viaje a Europa con su hermano y abuelo se convirtió en una estadía permanente en Suecia, pero recuerda esa puerta siempre cerrada que tenía un cartel escrito a mano que decía “fotografía”. Y a la mujer que la esperaba dentro: una sueca feminista que, asegura, era bruja y fue su primera mentora. Trinidad, que, a pesar de las burlas, había pasado sus primeros años escolares diciendo que era de otro planeta, encontró en la oscuridad de la luz roja la posibilidad de atestiguar que su mundo era real. Se hizo alas gigantes con plumas, orejas de duende con barro y, cámara en mano, partió a los bosques. Seguir leyendo “La revelación cotidiana de los sueños”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑