Publicado originalmente en Asia Sur #156

Alejandro Gasquez ha encontrado en el arte fractal la fórmula para reflexionar sobre la esencia del mundo.

Alejandro Gasquez en su muestra de la Galería Índigo (Foto: Santiago Barco)
Alejandro Gasquez en su muestra de la Galería Índigo (Foto: Santiago Barco)

A través de sus pinturas, el artista español Alejandro Gasquez ha estudiado la relación entre el macrocosmos y el microcosmos, entre el universo y nuestros componentes más minúsculos, como las células o los átomos. Para lograrlo ha recurrido al arte fractal, una corriente dedicada a representar la similitud que existe entre cualquier ser vivo y sus componentes.

Criado desde pequeño en una familia de artistas y practicantes del budismo, Alejandro Gasquez encontró en sus últimas obras la manera de transmitir su forma de mirar el mundo: «Tengo muy claro que el planeta es un ser vivo, igual que tú y yo, igual que los átomos, las galaxias, y que todo eso está relacionado por diferentes escalas espacio-temporales». Después de licenciarse en bellas artes de la Universidad de Barcelona y pasar por óleos figurativos, cubismo, surrealismo, arte abstracto y minimalista, ha encontrado en el arte fractal el método indicado para fusionar su interés por la física cuántica y la astronomía con el misticismo oriental y el budismo.

Gasquez ofrece una experiencia. Sus cuadros hay que apreciarlos a distintas distancias. De lejos presentan una gran figura amorfa y abstracta, similar a las fotografías de la Tierra hechas desde el espacio. A la proximidad, en detalles cada vez más pequeños, las figuras se multiplican en pequeñas versiones de ellas. De ahí que su obra se enmarque en la fórmula “1=∞”. «Te acercas del macrocosmos al microcosmos; es un reflejo de lo que sucede en la naturaleza. El arte fractal es la secuencia de las flores, los caracoles, las galaxias o los espirales; es el patrón de la naturaleza», dice Gasquez, rodeado de sus obras en su última exposición en la Galería Índigo.

Ya desde sus primeras obras de finales de los noventa, el sol y los planetas son los protagonistas en sus lienzos. Para reflejar los distintos niveles a los que alude, Gasquez no solo los transmite en el concepto de su obra: cada una de estas puede tener alrededor de trece capas de pintura, según el caso. «Lo que te da un objetivo en el mundo del arte es hacer algo diferente. Sea la corriente artística que trabajes, lo importante es crear algo nuevo. En mi caso es la técnica».

El trabajo de Alejando Gasquez se podrá ver nuevamente en la Galería Enlace desde el 8 de mayo. 

Anuncios