Portada de Peru21 del 27/12/11. Titular de nota interior: Villarán inauguró playa sin haber culminado obra
Portada de Peru21 del 27/12/11. Titular de nota interior: Villarán inauguró playa sin haber culminado obra

La MML en su primer año de gestión no ha sabido encontrar una estrategia para hacerle frente a una contracampaña que ya habían vivido en la época de las elecciones municipales y que se aseguraron por el resto de los días de gestión cuando ganaron por un diferencia de 0.91%.

No hacerle caso a un apanado constante y dedicarse a trabajar puede verse como símbolo de madurez, de “no pisar el palito”. ¿Pero qué pasa cuando tiras arroz a tus críticos y no sabes echarte flores a ti mismo? Es decir, cuando no sabes responder ni comunicar. Le quitas argumentos hasta a tus más férreos defensores.

¿Cómo responder a la demoledoras campañas #hagaalgoseñoravillaran, el constante acoso de diarios como Correo, Perú 21, Expreso y ahora la gran campaña por una revocatoria que –llegó la hora- se venía sembrando desde los 5 meses de gestión? ¿Cómo responder a todo eso si para conocer las obras realizadas y las que están llevando a cabo uno tiene que bucear en la web de la municipalidad o esperar que alguien, como Rosa María Palacios, se digne de transcribir todas las obras que Villarán menciona en la entrevista realizada para La República?

Los mismos defensores de esta gestión ya puede que nos hayamos quedado sin argumentos. Porque, con mucha fe, no solo creemos, sino que sabemos que se están haciendo cosas. COSAS. Pero también sabemos que nadie sabe ni a nadie se la ha hecho entender la importancia de esas cosas: una reconfiguración de la lógica interna, una política de obras que señala que las obras no la hace el alcalde sino toda la ciudad, una mayor apuesta cultural como no se había visto antes, la apertura de los espacios públicos, etc.

Pero de todas las obras mencionadas por Villarán en la entrevista señalada, con suerte, puede que reconozcamos unas cuatro. ¿Si se cae un árbol en el bosque y no hay nadie para verlo, el árbol se cayó? ¿Si se hacen obras y no hay nadie que las comunique con claridad, realmente se hicieron las obras?

Todo el año ha sido lo mismo. Para ello, para callar a todos, para hacer palpable el trabajo que se viene realizando, la MML apostó por

Afiche de de la inauguración de la playa La Herradura: playas para todos

el proyecto de remodelación de la playa La Herradura. Lo que debió servir para reivindicar la gestión poco antes de que se haga posible la revocatoria, ha terminado hundiéndolos más. Y todo, por lo mismo. Por no saber comunicarse.

En vez de poner inauguración de la alameda de La Herradura, decidieron poner inauguración de playa La Herradura. Lo que podía haber sido la presentación de la primera parte de un gran proyecto, ha terminado siendo una obra incompleta. Muchos que asistimos a la inauguración habíamos pronosticado los titulares de estos días. Era claro, obvio. Era torpe, ridículo. Lo que ha sido sorpresa es el nombre Odebrecht que ha saltado al presionar el asunto.

Ya no sirven los argumentos de que muchas de las críticas son producto de una contracampaña, de que existen sectores que quieren demoler esta gestión. Existen, sí. ¿Y?

La única manera de salir del mar empedrado en el que se han metido posiblemente sea la de pisar el palito. Pero pisarlo con una estrategia que revierta la situación. Entrar en el debate y la polémica con información clara, precisa y transparente. Demostrar no solo que están trabajando, si no que saben defender ese trabajo. Hacerse respetar, le dicen.

Está claro que nunca debieron dar por concluida la campaña electoral. Esta, probablemente, recién entra a la parte más dura: sobrevivir. Dispararse al pie justo ahora es el colmo.

Anuncios