Durante toda la campaña electoral se ha hablado demasiado de algunas cosas y nada de otras.

De distintas maneras, el “desarrollo” del país ha sido la base de todo discurso. Todos los candidatos abogan por él pero todos tienen proyectos distintos -algunos más, algunos menos- para alcanzarlo o mantenerlo, según cómo se vea. Entonces ¿cómo es que el mensaje cala en unos y en otros? ¿Qué entendemos por “desarrollo”?

Los Derechos Humanos, por el contrario, ha sido un tema que más ha estado vinculado a las acusaciones entre los candidatos, que enfocados en propuestas de fomento o implementación de políticas que los aseguren o defiendan. ¿Por qué la sociedad no ha exigido que se les dé mayor importancia?
En centros de votación de La Victoria y Miraflores preguntamos por lo que encierran estas palabras y estas son las respuestas que obtuvimos.
Anuncios