Portada de Diario16. Imágenes tomadas de Diario16 y La República

El caso más explícito de violación de la llamada Ley Seca ha resultado ser el del mismo presidente Alan García quien para celebración por los 10 mil kilómetros de carretera asfaltada, solicitó la compra de 1300 botellas de cervezas para los invitados.
Las críticas no se han hecho esperar. Para muchos internautas la actitud del mandatario resulta prepotente y desconsiderada debido a que el país se encuentra en una coyuntura electoral muy tensa y un conflicto social que ya ha cobrado la vida de cuatro personas.
En las imágenes, más allá de presentar pruebas evidentes del hecho, se puede observar a un presidente con claro conocimiento de estar siendo grabado y fotografiado. Alan García, frente a las cámaras, cantó, bailó, brindó y hasta imitó al candidato a la presidencia PPK con quien presuntamente habría acordado ceder los votos del partido oficialista.
Anuncios